Industria alimentaria

Sectores industriales

Página de inicio Aplicaciones Sectores industriales Industria alimentaria

Técnica de transporte para alimentos de Schrage: un asunto limpio

Los elevados requisitos de pureza y la manipulación de materiales a granel sensibles presuponen mucha experiencia en la industria alimentaria. Ya que los productos tienen características diferentes y plantean por lo tanto diferentes requisitos a la técnica de transporte para alimentos.

Adaptado individualmente a cada material a granel

Nuestras ventajas: largos años de experiencia en técnicas de transporte para alimentos y diseño individual de nuestros transportadores tubulares por cadena. Las nueces y las almendras requieren otros materiales que la harina y la lactosa o también las pasas de uva y los cereales. Pero, básicamente, las posibilidades son ilimitadas: desde polvos finos o granulados y materiales a granel de grano grueso hasta productos pegajosos. Cada transportador tubular por cadena se adapta de forma precisa al material a granel correspondiente y los requisitos de higiene en fábrica. Las superficies especialmente lisas y fáciles de limpiar de acero inoxidable, las cadenas transportadoras especialmente fabricadas, así como el uso de grasas y aceites de compatibilidad alimentaria son aspectos fundamentales. Los discos transportadores desarrollados especialmente para la industria alimentaria evitan la contaminación de los alimentos debido al desgaste del material. Gracias a su composición, son reconocidos por detectores ópticos de cuerpos extraños o también detectores de metal, cuentan con autorización FDA y proporcionan mayor seguridad en la producción de alimentos.

¿Qué desea? ¿Café, té o cacao?

No importa. Y si es pegajoso tampoco. El transportador tubular por cadena puede personalizarse para una amplia variedad de materiales a granel.

Cambio de producto rápido y limpio

Ya en el diseño de los sistemas transportadores se evitan posibles espacios de acumulación de producto. Y las zonas del transportador tubular por cadena que no pueden diseñarse sin espacios muertos, cuentan con amplias aberturas de limpieza. Este diseño prácticamente libre de espacios muertos permite cambios rápidos de producto sin necesidad de realizar complejas limpiezas intermedias. Pero si se desea, y gracias al sistema cerrado, también es posible realizar y automatizar sin problemas la limpieza «Cleaning in Place» (CIP). Los productos muy adherentes o pegajosos, que no logran separarse por su peso propio de la cadena transportadora, pueden eliminarse adicionalmente con diversos sistemas de descarga forzada, como cepillos giratorios, vibración específica de la cadena transportadora o proyección dirigida de aire o chorro de aire.

La solución adecuada para su sector

¿No encuentra su sector? Nosotros probamos su material en nuestro centro técnico.

¿Tiene preguntas?

Nuestras personas de contacto especializadas están a su disposición

Timo Janßen

Gestión técnica de proyectos

+49 4465 9469-60

Email Llamar